martes, 5 de abril de 2011

Reflexionando

Llevo un tiempo falta de motivación, con el ánimo que parece que vaya en una montaña rusa (incluidos los loopings) y con la cabeza en otra parte. Bien mirado, esto último es totalmente habitual en mí.

Anoche me fui a la cama con una duda: seguir haciendo textos cortos e improvisados o dejar esto de lado y centrar mis esfuerzos en crear una historia larga. Está claro que ambos son compatibles, pero mi cerebro no asimila este concepto.
Finalmente me he decidido a crear un bichejo de mi puño y letra, es decir, tratar de construir un relato con sentido y de cierta extensión. Es algo que en el fondo siempre he anhelado hacer y que creo me proporcionará la motivación que necesito para salir de esta espiral en la que me hallo.

Hoy en clase de valenciano me ha surgido una idea que, para no olvidarla, he apuntado en la misma libreta donde estaba trabajando. Creo que de ahí puede salir algo, posiblemente escrito en valenciano. Por intentarlo no pierdo nada.

Eso sí, un solo apunte (más "autonota" que otra cosa): debo evitar mezclar demasiado mis sentimientos con los que escriba y también caracterizar a mis personajes como personas que conozco.

No tengo nada más que decir por ahora. Simplemente necesitaba abrir un poco la mente y contar por aquí mis planes de futuro.