jueves, 2 de junio de 2011

Anónimo

Hace ya algún tiempo, en uno de mis blogs (no recuerdo cuál y no lo he buscado mucho) me comentó una persona como "Anónimo" cuyas palabras me provocaron algo cercano al miedo: me sentía observada, me conocían. Con el paso de los meses lo olvidé y no volví a pensar en ello.

Hace no mucho -y este es el motivo de la entrada-, en este mismo blog me volvió a pasar parecido, pero esta vez le he dado más importancia. ¿Por qué? Pues supongo que porque he vuelto a tener la sensación de que me conocen demasiado bien y eso me intimida mucho. Sí, lo reconozco, no me gusta demasiado que me lea quien me conoce en persona... Mmm, esto voy a matizarlo:
No me gusta que lean ciertas entradas del otro blog quienes saben por qué (y, bueno... por quién) las escribí. Me da muchísima vergüenza, me siento desnuda ante los ojos del lector.

Es por esa misma razón por la que cerré mi blog personal e incluso le cambié el nombre al sitio (para romper enlaces). No soportaba la idea de que alguien conocido leyera cosas tan íntimas de mí (aunque sé que me lo habría buscado por ponerlo en "público"). Por eso también no suelo poner al alcance de la gente conocida los links a mis blogs (salvemos este por ser más "objetivo" a excepción de esta entrada).

No sé si tú, Anónimo, estarás leyendo esta entrada. Es para ti. Me tienes intrigada, perpleja y atemorizada al mismo tiempo. ¿Cuánto me conoces? ¿Qué sabes de mí?
No me gustan los enigmas, me hacen sentir muy desprotegida... lo siento, soy muy niña aún y tengo miles de debilidades (que no enumeraré porque no las sé todas ni yo).
Te voy a pedir un favor, no sé si querrás o no hacerlo, pero necesito intentarlo... ¿me dirías quién eres? Ya no por aquí, si no quieres, por cualquier otro medio (supongo que sabes cómo contactar conmigo si te apetece).
Muchísimas gracias.

Un saludo.

P.D.: Tendría que estar estudiando, lo sé, pero tengo demasiadas cosas en la cabeza y esta situación estaba tomando cada vez más protagonismo. Lo siento por quien se haya aburrido o encuentre tonta esta entrada, soy así.

3 comentarios:

  1. Misterios!!! A ver si se resuelven :)

    Besotes manita^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Eh! ¡A mí me pasó algo muy parecido! Pero yo es que soy un obsesionado de la psicología y la investigación detectivesca (vaya, un Hércules Poirot.. imagino que sabes que es el protagonista de la mayoría de los libros de Agatha Christie)

    Gracias a ponerme en el lugar del señor Anónimo y a analizar una y otra vez sus palabras llegué a la conclusión de que sólo podía haber sido mi madre (lo cual era muy muy extraño, créeme).. Así que me armé de valor, me coloqué frente a ella y le dije: ¿HAS COMENTADO EN MI BLOG?

    ... Sí, fue ella -.-

    Desde entonces ya no soy el mismo en mis entradas, me siento igual que como tú has descrito,

    Ánimo, ¡no eres la única! xD

    ResponderEliminar
  3. Gracias, manita. A ver si se resuelve la incógnita.

    Mil besos!!

    [...]

    Me alegro de saberme comprendida, Álvaro (y, sí, conozco a Hércules Poirot, aunque no he leído nada de Agatha Christie).
    Eso sí, debe de intimidar bastante más que sea la propia madre quien comenta; yo creo que no podría seguir escribiendo con naturalidad.

    Gracias por los ánimos, detective ;)

    ResponderEliminar