sábado, 24 de diciembre de 2011

Feliz Navidad


Otro año ha llegado la Navidad, y con Papá Noel de viaje hacia estos lares, os deseo de todo corazón unas muy felices fiestas.

Este año la estrella fugaz que un día guió a los Reyes Magos hasta el portal va a estar sobre vuestro hogar, porque marcará el camino que deben seguir vuestros sueños para hacerse realidad. A su paso se verá una estela dorada, una lluvia que espero inunde vuestra vida de felicidad.
Estad prevenidos y cerrad los paraguas, dejad que cada gota empape vuestras ilusiones y dibuje una sonrisa en vuestros corazones.
¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2012!
Después de esto, sé que no me quedaré tranquila si no os felicito también las fiestas de todas las formas que conozco...
Joyeux Noël !
Merry Christmas!
Frohe Weihnachten!
Bon Nadal!
Bom Natal!
Buon Natale! 


Un cálido abrazo,
Sandra

jueves, 15 de diciembre de 2011

Donde los árboles cantan

Una vez más voy a escribir sobre un tema que nada tiene que ver con la Traducción, o quizá sí tiene que ver. La lectura es el mayor vicio que he tenido siempre (exceptuando quizá el chocolate) y es esta la que me motivó a estudiar esta carrera, porque quería ser capaz de transmitir las palabras que tan hondo me llegaban a otras lenguas para que otros pudieran disfrutar de su lectura tanto como yo lo había hecho.

Es por esta razón que con esta entrada voy a iniciar un ciclo que seguramente se  recurrente en esta bitácora: las reseñas literarias. Antes de empezar con la primera debo confesar que es algo que nunca se me ha dado bien hacer, pero espero mejorar con la práctica.

Sin más dilación, comienzo con esta, mi primera reseña. El título elegido ha sido Donde los árboles cantan, obra original de Laura Gallego.

Portada del libro

domingo, 27 de noviembre de 2011

Amaral en concierto

Por una vez, y no creo que sirva de precedente, voy a alejarme completamente de la temática del blog para relatar algo que me ha ilusionado mucho durante estos días: el Desconcierto Verti de Los Coronas y Amaral que tuvo lugar el 24 de noviembre en la sala La 3 de Valencia.

Si hay un grupo de música del que puedo llamarme fan, del que soy capaz de reconocer cada una de las canciones con solo escuchar los primeros acordes, del que me sé las letras de todos los discos (algo muy extraño en mí, pues soy incapaz de aprendérmelas por lo general)... ese es Amaral.
Hace muchos años que escuché por primera vez su música, y con cada canción nueva que llegaba a mis oídos aumentaban mis ganas de ver a este dúo en directo. Sobre todo desde que publicaron Gato Negro - Dragón Rojo empecé a buscar seriamente la manera de hacer este sueño posible y llevo desde principios de 2010 visitando con regularidad la página oficial en busca de una fecha en Valencia.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Facebook y el blog

Hasta hace poco, la mejor forma de mantenerse informado sobre las novedades de este blog era visitarlo o seguirlo mediante el gadget habilitado para ello en el lateral. Ahora, aunque sigue siendo una buena opción, ya no es la única, porque... ¡Tenemos página en Facebook!

¿Por qué? Porque las madrugadas frente al ordenador esperando a que Youtube cargue un vídeo pueden hacerse muy largas y sentía que a esta bitácora podía darle más difusión de la que tenía hasta ahora. Así que la suma de ambos factores dieron como resultado la página que ahora mismo enlazo (y a la que podéis uniros también mediante el botón "Me gusta" de la barra lateral).

Enlace a la página

Os recuerdo que tenéis todas las formas de contacto en la pestaña Contactando de la barra superior. Espero que os guste la idea y os animo desde aquí a uniros a la página. 

Un saludo :)

domingo, 19 de junio de 2011

El examen que casi no hago

Ayer tuve el último examen antes de vacaciones (¡¡por fin!!) y a poco estuve de no hacerlo. ¿Razón? Muy simple... me olvidé el DNI en casa.

Pero empecemos desde el principio.

Ayer sábado, a las 9 de la mañana, estaba programado que hiciera la segunda parte del examen de Valenciano que acredita el grado superior (C2). Como estaba nerviosa e iba con tiempo, decidí irme andando.  
Primer problema, bajo de casa y cuando voy a encender el iPod, este estaba sin batería ("mal empezamos", recuerdo que pensé).
Llegué a la Universidad Politécnica (lugar del examen) y me puse a hablar con una chica que conocía sobre cómo nos había ido el del día anterior. Poco antes de las 9, decidí ir a buscar mi aula para estar preparada para cuándo empezaran a llamar.
La gente estaba sacando su DNI y abrí mi cartera para sacar el mío. Segundo (y gran) problema... en cuanto vi el departamento del DNI vacío vino a mi cabeza la imagen de dónde se había quedado el carnet (en la mochila que había llevado al examen el día anterior, ya que en este otro examen también me lo pidieron para entrar).
Alterada del todo, llamé a mi madre por el móvil para pedirle que me lo trajera (le indiqué dónde estaba el DNI y dónde estaba yo). Mientras tanto, comenzaron a pasar lista y cuando llegaron a mí, les dije que estaba allí, pero que mi carnet no (enseñándoles al mismo tiempo el carnet de la biblioteca, el de la universidad y todo lo que tenía a mano... es decir, todos menos el que necesitaba). Me dijeron que fuera a incidencias para ver qué podía hacer.
Ya creyendo que no podría hacer el examen y que me tocaría repetirlo en noviembre, fui a dónde me habían mandado. Allí había otra chica con el mismo problema y algunas otras personas a las que les habían pasado otras cosas. Entonces, cuando llegó mi turno, me dijeron que me tranquilizara, porque ya que mi madre me lo iba a traer, no pasaba nada... había otra aula donde el examen empezaba más tarde para los que habíamos tenido problemas.
En ese momento vi a mi madre y me lancé sobre ella como una loca (a gritos, vamos). Le agradecí mil veces que estuviera allí y le cogí el DNI. Me dirigí al aula que me habían dicho, pero me llamaron desde incidencias para decirme que antes me tenían que hacer un papel como que estaba todo en regla (yo ya no sabía ni lo que hacía).
Cuando ya estuvo todo en orden, fui al aula a esperar y me puse a hablar con la chica a la que le había pasado lo mismo. Así hasta las 9 y media, hora del examen "especial".

El examen me salió bastante bien y, por primera vez en mi vida, hice el oral súper tranquila (mi cuerpo había sufrido tantos nervios que ya los había abandonado). Justo cuando acabé el borrador de la redacción se me acabó el bolígrafo, pero... llevaba 2 más (suelo llevar varios de repuesto, que no sería la primera vez que durante un examen se me acaba más de uno).

Tras el examen puedo decir que... ¡¡¡ESTOY DE VACACIONES!!!
En realidad podría contar muchas más cosas previas a este día, pero me limitaré a mostrar mi alegría por el 9,5 de francés y por haber acabado el interminable trabajo de TIC ("Informática").

C'est tout!

Ahora me voy a seguir disfrutando de la relectura de Harry Potter.

¡Besos para todos!

P.D.: En la anterior entrada nombraba que había hecho un examen pésimo que creía me llevaría a septiembre. Me equivoqué y aprobé. Con un 5, sí, pero aprobé (pensé en pedir repetirlo, pero al final no lo haré).

domingo, 12 de junio de 2011

Pese a todo sigo viva

Cada vez actualizo menos, me muestro más apática y trato de esconder más cosas. Solo a veces, otras hablo más de la cuenta... Está visto que nunca seré capaz de tener un término medio.
Pero bueno, dejándome de introducciones varias, voy a tratar de ordenar un poco mis ideas en relación a lo que me ha pasado en estos últimos días.

Creo que comenzaré por lo mismo que la otra vez: la beca a Francia. Definitivamente me voy del 3 al 23 de julio, ya está todo confirmado y pagado. Me da bastante miedo ir a París sin conocer a nadie, pero quiero visitar la ciudad de mis sueños de una forma que la otra vez que fui no me fue posible.

He acabado los exámenes de la universidad (no todos, aún me quedan tres y, además, un trabajo para la uni) y estoy casi segura de que el día 7 de septiembre me voy a encontrar con dos bonitas recuperaciones, porque el miércoles hice el mayor desastre de mi vida. Lo peor es que fue mi culpa, porque me confié demasiado y apenas estudié (porque más allá de que las preguntas fueran un asco, tendría que haberlas sabido). En lugar de eso, soñé despierta más de la cuenta y me distraje con todas las moscas habidas y por haber.

Llevo un cacao mental importante. No estoy muy segura de tener claros mis sentimientos (vale, estoy mintiendo) y acabo por estallar en momentos de debilidad. Porque sí, en la post-cena de clase acabé soltando bastante de lo que llevaba dentro... y no solo respecto al "tema", sino también a la ira que una persona provoca en mí.

Continuaría, pero creo que me voy a exceder en lo que querría contar en este blog... Solo un último apunte, gracias por estas dos noches.

Un saludo a todos :)

lunes, 6 de junio de 2011

Algo nuevo en el horizonte

Me he dado cuenta de que no he contado nada de lo que me ha pasado últimamente. En fin, supongo que temo hacerme repetitiva, pero como es mi blog y quiero tenerlo de recuerdo... allá va:

1. Me han dado la beca del MEC para irme a Francia. El problema está en que el jueves fui a contratar un viaje y aún no me lo han confirmado. ¡Cómo me gusta la burocracia! [ironia ON]

2. He sobrevivido a la peor semana de exámenes de mi vida. Quizá suene exagerado, pero es así como lo he sentido. Jamás había sufrido tantos nervios juntos y prueba de eso fue el examen del viernes, en el cual estaba tan cansada y saturada que terminé por romper a llorar en mitad del examen. Nada grave, solo acumulación de nervios.

3. He pasado la primera parte del Superior de Valenciano. Esto va unido a lo anterior, pero quería dedicarle un punto a parte. El sábado me presenté a las pruebas para sacarme el C2 de valenciano (también podría llamarlo catalán, pero es la costumbre). Y, bueno, este mediodía he comprobado las respuestas, y aprobado está.

4. Tengo 7 seguidores. En realidad esto es gracias a vosotros, los que me leéis, pero me hacía ilusión nombraros. Gracias por hacer posible que día a día esto se mantenga vivo. Además, he querido destacar que seais 7 porque me gusta ese número (siempre después del 2, mi favorito).

5. Nadal ganó el Roland Garrós. Otra cosa que no depende de mí, pero que me alegra. Porque, aunque no lo suelo decir, me gusta el tenis y el partido de ayer, pese a que no lo vi entero, me encantó. Mucho más que el fútbol, porque este último deporte lo veo taaan comercial y tan comprado que me aburre (en cambio, disfruto viendo un partido entre amigos).

6. Etc. Podría añadir muchas más cosas, pero ni corresponde que las ponga aquí, ni tengo ganas de hacerlo (pedazo tontería).

Creo que lo quería comentar no lo he olvidado. Si no, editaré entrada.

P.D.: ¡Qué ganas de que llegue el viernes!

jueves, 2 de junio de 2011

Anónimo

Hace ya algún tiempo, en uno de mis blogs (no recuerdo cuál y no lo he buscado mucho) me comentó una persona como "Anónimo" cuyas palabras me provocaron algo cercano al miedo: me sentía observada, me conocían. Con el paso de los meses lo olvidé y no volví a pensar en ello.

Hace no mucho -y este es el motivo de la entrada-, en este mismo blog me volvió a pasar parecido, pero esta vez le he dado más importancia. ¿Por qué? Pues supongo que porque he vuelto a tener la sensación de que me conocen demasiado bien y eso me intimida mucho. Sí, lo reconozco, no me gusta demasiado que me lea quien me conoce en persona... Mmm, esto voy a matizarlo:
No me gusta que lean ciertas entradas del otro blog quienes saben por qué (y, bueno... por quién) las escribí. Me da muchísima vergüenza, me siento desnuda ante los ojos del lector.

Es por esa misma razón por la que cerré mi blog personal e incluso le cambié el nombre al sitio (para romper enlaces). No soportaba la idea de que alguien conocido leyera cosas tan íntimas de mí (aunque sé que me lo habría buscado por ponerlo en "público"). Por eso también no suelo poner al alcance de la gente conocida los links a mis blogs (salvemos este por ser más "objetivo" a excepción de esta entrada).

No sé si tú, Anónimo, estarás leyendo esta entrada. Es para ti. Me tienes intrigada, perpleja y atemorizada al mismo tiempo. ¿Cuánto me conoces? ¿Qué sabes de mí?
No me gustan los enigmas, me hacen sentir muy desprotegida... lo siento, soy muy niña aún y tengo miles de debilidades (que no enumeraré porque no las sé todas ni yo).
Te voy a pedir un favor, no sé si querrás o no hacerlo, pero necesito intentarlo... ¿me dirías quién eres? Ya no por aquí, si no quieres, por cualquier otro medio (supongo que sabes cómo contactar conmigo si te apetece).
Muchísimas gracias.

Un saludo.

P.D.: Tendría que estar estudiando, lo sé, pero tengo demasiadas cosas en la cabeza y esta situación estaba tomando cada vez más protagonismo. Lo siento por quien se haya aburrido o encuentre tonta esta entrada, soy así.

lunes, 30 de mayo de 2011

Septiembre

Un día por otro voy olvidándome de actualizar este blog, pero es que entre examen y examen me entra tal nivel de vagancia que termino por no preparame bien ni el siguiente.
Y así me va... que esta semana tengo 4 exámenes y ando pasándome los apuntes de febrero (entonaría un "nunca más", pero como sé que lo volveré a hacer, me lo ahorro).

Desde luego, este año lo llevo peor que nunca, la desmotivación ha podido conmigo y de ahí el título de esta entrada: Septiembre.
Porque al final voy a catar qué es estar estudiando en verano. Suspendí alemán (dos destrezas de cuatro, aún no sé cómo las otras dos lograron pasar la criba) y, aunque lo tenía asumido desde el principio, mentiría si dijera que lo llevo bien.
No, no es así. Me ha tocado mucho el ego suspender algo para lo que se supone que me estoy preparando, es decir, que si quiero ser traductora se supone que tengo que controlar varias lenguas, ¿no? Siento que estoy fallándole a mis principios.

En fin, no le doy más vueltas que suficientemente mal voy con el trasvase de apuntes como para perderme en lamentaciones por estos lares. Espero que se quede en eso, aunque mucho me huelo que el superior de valenciano va por el mismo camino (eso por no hablar del intermedio de inglés, al cual temo, porque hace un año que no toco un libro de inglés y tengo el jueves el examen escrito).

"¡Ay, mamá! ¿A mí quién me manda meterme en estos fregados?"

C'est tout.

P.D.: Sigo sin conocer la resolución de las becas de idiomas del Ministerio de Educación. No sé a qué esperan, estamos a 30 de mayo y aquí cierta personita tiene que cuadrarse la agenda para ir a contratar el curso (en el caso de que me den la beca).

P.D. (2): Llevo demasiada Pepsi en la sangre. Estoy nerviosa y pasada de vueltas. Eso sí, queda comprobado que el extra de cafeína es real (o es un buen placebo para mi cuerpo).

P.D. (3): El otro día hizo un año de mi graduación de Bachillerato. Es increíble cómo pasa el tiempo.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Final del principio

Una vez más me he dado cuenta de que no he continuado mis planes.
Con este blog pretendía crear una rutina de entradas de mayor o menor interés, pero la apatía en la que estoy sumergida últimamente (y Twitter, es tontería faltar a la verdad) ha terminado por hacer mella en la voluntad inicial y esto se encuentre totalmente parado.

De igual manera, el primer curso en la universidad ya está casi terminado y aún me sorprendo al ver cuán rápido ha pasado todo. Es por eso que he decidido retomar un poco esto, para hacer una valoración previa a los exámenes que se acercan por la esquina (mientras me doy la vuelta y trato de huir... ¡cachis! ¡me han visto!).

Si afirmo que me ha gustado el curso estoy a la vez mintiendo y diciendo la verdad, aunque esto parezca una contradicción.
He conocido a grandísimas personas por las que me he dado cuenta de que vale la pena seguir adelante, porque contar con ellas es algo que cualquiera con dos dedos de frente valoraría (y me suele gustar incluirme en este grupo). Ellos son la parte positiva.
Por otra parte, la titulación ha sido cualquier cosa menos lo esperado. Estaba claro que mi ilusión de sumergirme en las páginas de un libro para traducirlo sin más ayuda que mis ganas de escribir era, cuanto menos, utópico. Pero tampoco pretendía que el nivel de exigencia en lengua(s) fuera tan bajo que me desmotivara hasta la principal razón por la que entré en Traducción. Evidentemente, esta es la parte negativa con la cual no me enrollo más porque estoy tratando de obviarla para no caer de nuevo en la desesperación de "¿qué hago? ¿sigo con el grado o cambio?".

Creo que, a grandes rasgos, esto es todo. Podría escribir miles de palabras más o haber simplificado todo en un único párrafo. Espero que el término medio no haya quedado demasiado mal.

Un saludo de alguien que se queda estudiando, que es gerundio.

martes, 5 de abril de 2011

Reflexionando

Llevo un tiempo falta de motivación, con el ánimo que parece que vaya en una montaña rusa (incluidos los loopings) y con la cabeza en otra parte. Bien mirado, esto último es totalmente habitual en mí.

Anoche me fui a la cama con una duda: seguir haciendo textos cortos e improvisados o dejar esto de lado y centrar mis esfuerzos en crear una historia larga. Está claro que ambos son compatibles, pero mi cerebro no asimila este concepto.
Finalmente me he decidido a crear un bichejo de mi puño y letra, es decir, tratar de construir un relato con sentido y de cierta extensión. Es algo que en el fondo siempre he anhelado hacer y que creo me proporcionará la motivación que necesito para salir de esta espiral en la que me hallo.

Hoy en clase de valenciano me ha surgido una idea que, para no olvidarla, he apuntado en la misma libreta donde estaba trabajando. Creo que de ahí puede salir algo, posiblemente escrito en valenciano. Por intentarlo no pierdo nada.

Eso sí, un solo apunte (más "autonota" que otra cosa): debo evitar mezclar demasiado mis sentimientos con los que escriba y también caracterizar a mis personajes como personas que conozco.

No tengo nada más que decir por ahora. Simplemente necesitaba abrir un poco la mente y contar por aquí mis planes de futuro.

martes, 22 de marzo de 2011

#100factsaboutme

Siguiendo la estela de Anxo en su blog Dissarey, escribo aquí los 100 facts que propone Twitter en sus trending topics. Porque con 140 caracteres se me queda corto y porque no quiero saturar demasiado mi TL (además, creo que me repetí en los 50 que escribí ayer).
Así que, me dispongo a copiar los que dejé anoche por Twitter (no prometo fidelidad, alguno lo cambiaré seguro) y continúo hasta 100.

[Actualizado: 29/09/13] 

1. Tengo dos mejores amigos que son los hermanos que nunca tuve (@ y Adri).
2. Además de ellos, aprecio a muchas más personas, aunque nunca sé si es mutuo.
3. Puedo parecer una borde y una sabelotodo, pero cuando lo soy sólo trato de esconderme de mí misma.
4. Odio autocompadecerme y lo estoy haciendo de nuevo v.v
5. Me he criado principalmente con chicos. Así he salido de bruta XD
6. No guardo ningún amigo del colegio. Conocidos, sí; amigos, no.
7. Salvo a mis mejores amigos, al resto de amigos los conocí a partir del instituto.
8. Cuando recuerdo el instituto me entra una mezcla de sentimientos: añoranza, tristeza, alegría...
9. Odio tener memoria fotográfica. Duele.
10. Solo me he enamorado una vez, pero nunca he estado con nadie.
11. Tengo miedo a afrontar mis miedos. Progresa adecuadamente.
12. Soy un desastre. Extremadamente procrastinadora.
13. Odio a los que dicen que "odian a los que dicen que no han estudiado y sacan sobresalientes". Las inseguridades existen.
14. Me vicio muy rápido a todo. Twitter no es una excepción.
15. Mi primer gran enganche fue Pokémon Oro. Lo recuerdo con cariño.
16. Amo por encima de todo la lectura. Me permite desconectar de la realidad.
17. Gran Lobo Salvaje fue el primer libro que me marcó. Después, me sentí identificada con La compañía de las moscas.
18. Mi vida gira en torno al número 18.
19. Mi libro favorito es Marina, aunque El principito no se queda atrás. Eso sí, en francés.
20. El francés es mi fetiche. Es verdadera pasión lo que siento por esta lengua, país, cultura...
21. No tengo paciencia conmigo misma. Soy demasiado perfeccionista y, eso, unido a mi vagancia, es un importante freno.
22. Nací un día 22, por eso siempre digo que soy doblemente torpe (y como era jueves, siempre estoy en medio).
23. Mi grupo musical favorito es Amaral y mi canción predilecta, Sin ti no soy nada.
24. Si me pilla de bajón, no soy capaz de aguantar Sin ti no soy nada sin llorar. Demasiados recuerdos anclados.
25. Mi ánimo es como una montaña rusa, tan pronto estoy eufórica como depresiva.
26. Amo la música en todas sus formas, pero soy un desastre para captar su esencia.
27. Una vez compuse un poco de música. En 2ºESO. Fue un desastre, pero me sentí orgullosa de mí misma.
28. Eso no quita que pida que toquen algo a los músicos que conozco. Envidio su maestría.
29. Otra pasión que tengo es el dibujo, pero la tengo muy abandonada. Llegué a plantearme hacer el bachillerato artístico (la media me llegaba).
30. Lo más largo que he escrito en mi vida son 6 hojas de DINA4 a ordenador.
31. Tengo una relación de amor-odio con mis blogs. Me gusta y no me gusta que me lean.
32. Soy una paranoica, siempre que oigo a alguien hablar, pienso que lo hacen mal sobre mí. Ya no tanto.
33. Mi color favorito es el azul. Después, el violeta.
34. Nunca llego a cumplir los propósitos que me propongo.
35. El mejor momento para hablar conmigo es por la noche o cuando estoy muy cansada. Solo entonces soy completamente sincera.
36. El peor día de mi vida fue cuando falleció mi abuelo materno. Es la persona que quería como a un padre y quien me enseñó a luchar.
37. A días me gusta el alemán, a días lo odio. Soy una inconstante.
38. Me he planteado seriamente dejar los estudios e irme a viajar por el mundo. Pero no me he atrevido a hacerlo.
39. Mi sueño es vivir en París escribiendo a tiempo completo (pero "no son tiempos para los soñadores"). Me gusta mucho París, pero he comprobado que me estresa.
40. Mis películas favoritas son Amélie, Gattaca y El pianista. En ese orden.
41. Aunque soy un desastre, cuando me pongo seria con algo, me lo zampo rápido.
42. No tengo punto intermedio, o soy muy bruta o me voy por las ramas.
43. No soy en absoluto patriota. El día del mundial estaba durmiendo y me enteré al día siguiente.
44. Canto fatal, pero me encanta hacerlo.
45. Tengo una vena mandona que odio.
46. Me encantaría saber algo de diseño web para hacerme un blog bonito.
47. Quiero aprender ruso. Es algo que anhelo desde 1ºESO. Estuve tentada de estudiar Filología Eslava.
48. Odio encontrarme una falta de ortografía, soy intransigente con ellas (y más si son propias).
49. Hay una razón que me hace levantarme por las mañanas y querer seguir viviendo: mi madre.
50. Me he saltado cuatro clases en toda mi vida. Dos en las últimas dos semanas.
51. Hay pocas cosas cosas que odie más que me comparen con mi padre.
52. Detesto que me llamen por el primer apellido. Gracias, tengo nombre.
53. Aunque me creé un pseudónimo (Alex Sable) sigo publicando con mi nombre. El pseudónimo es un juego de palabras con mi nombre (Sandra-> Alexandra-> Alex y Sand->Sable). Lo abandoné.
54. Desde hace varios meses voy a todas partes en bicicleta. Y me encanta.
55. Duermo con peluches. Siempre.
56. Tengo una pasión algo enfermiza por el material de papelería. Me fascina.
57. Perdí la cuenta de cuántas cuentas de msn he tenido. Nota sept. 2013: Las borré hasta sólo quedarme con 3.
58. Hasta llegar a la facultad, siempre he estudiado la noche de antes (salvo Filosofía, dos noches antes).
59. He suspendido dos exámenes en mi vida. Los dos de Filosofía. Son cuatro ahora.
60. Tengo exactamente la misma media de ESO y Bachillerato.
61. En mi casa hay tres ordenadores, y cada uno tiene un SO (Windows XP, Vista y 7). Dos W7 y un Vista.
62. Soy hija única, y siempre lo he odiado.
63. Mi manita (@isi_41) es la persona que más ganas tengo de abrazar. ¡Pude hacerlo!
64. Me pusieron gafas y ortodoncia la misma semana cuando tenía 10 años.
65. La ortodoncia la he llevado hasta diciembre pasado y las gafas las tengo ahora mismo puestas (8 años hizo hace 2 semanas que las llevo).
66. Mi ideología política es contraria a la de mis padres, pero no se lo he dicho nunca. Ya la saben.
67. Mi película Disney favorita es y ha sido siempre El rey león.
68. Harry Potter es la colección de libros que más me ha gustado nunca. Detesto Crepúsculo.
69. Siempre me tienen que explicar todos los conceptos sexuales. No soy malpensada. Soy algo ingenua, pero ya no tanto.
70. Ni la horchata ni la paella me llaman la atención (valenciana atípica). Prefiero otras cosas.
71. En cuanto pueda, me iré de mi casa. No soporto mi barrio.
72. Solo me gusta ir a la playa en verano cuando voy con amigos. 
73. Durante muchos años he volado cometas. No soy experta, pero sé manejar casi todos los tipos que hay.
74. También pensé en estudiar Literatura, pero en Valencia no la ofertaban.
75. Soy incapaz de fingir que alguien me cae bien cuando me cae como el culo.
76. Reconozco que soy cotilla. Miro Facebooks ajenos.
77. Sin contar los gusanos de seda, solo he tenido una mascota: un canario. Se llamaba Bartolo y aunque me dijeron que se escapó, siempre he sospechado que se murió.
78. Odio los programas del corazón con todas mis fuerzas y no soporto la programación de Canal9 (aka TeleCamps).
79. Me encanta ayudar a los que considero mis amigos, pero también que cuando los necesite, me ayuden.
80. Tengo un vicio confesable: el chocolate. Me apasiona, lo adoro (le compro un loro xD).
81. Siempre me creí rara hasta que comencé a navegar por Internet.
82. No entiendo por qué hay algunos desconocidos que me siguen en Twitter. Ya no le busco explicación.
83. Odio a las personas que no te saludan por la calle y luego pretenden ser tus "amigos" en Facebook.
84. El objeto material del que estoy más complacida es mi Netbook. Además, fue en pago por mis notas de 2ºBachillerato, por lo que le tengo aún más aprecio.
85. No hay año que, si puedo ir, me quede sin dinero en la Feria del Libro.
86. El primer disco que me regalaron cuando hacía "uso de razón" fue ¿Qué pides tú? de Álex Ubago. Es uno  de los que más he escuchado.
87. Sueño con el día en que pueda ver a Amaral en directo. ¡Fui!
88. Nunca he usado lentillas. Me da rollo meterme el dedo en el ojo y vergüenza admitir que me gustaría no cargar con las gafas a todas partes. ¡Superé los miedos!
89. Casi todas las series que veo y he visto son españolas. De ellas, mi favorita es El internado.
90. Soy celosa. Con mis amigos, con mis cosas, con... 
91. Mi carrera me ha decepcionado enormemente. No era lo que me esperaba, aunque puede que se hayan sumado otros factores que me desmotivan.
92. Sigue sin gustarme la idea de tener 18 años. Me gustaría no haberlos cumplido nunca. He puesto esto aquí por ser mi año de nacimiento ;P Lo superé.
93. Tengo un iPod nano, pero tengo muy claro que, cuando se estropee, no volveré a caer en las redes de Apple.
94. Mi móvil va camino de tener 3 años... y funciona como el primer día. No lo cambio por nada en el mundo (y menos por una Blackberry, les he cogido manía). Dos cambios de móvil.
95. Últimamente estoy descargando series para verlas en cuanto tenga tiempo. Por ello, en cuanto pueda, me compro un disco duro externo portátil (que últimamente los hay muy monos y bien de precio). Me lo compré.
96. Hay cosas en mi vida que nunca contaré a nadie. Aún así, @ es la persona que mejor me conoce.
97. Soy malísima contando chistes. Además, siempre cuento los mismos... que son terriblemente malos.
98. Como sitio para leer, me encanta mi cama.
99. Desde que me rompí la muñeca (en 1ºESO), arrastro tendinitis crónica que, a veces, me deja la mano derecha hecha un guiñapo.
100. Muchas veces anhelo un abrazo que nunca llega. Adoro los que te arropan y te hacen sentir reconfortada.  Hay quien sabe encontrar el momento.


Y eso es todo por ahora. Aunque a ratos me ha costado saber qué decir, luego me he quedado corta... 
Pese a todo, soy un laberinto que solo se deja recorrer en parte.


[Gustazo post-lista]


Un saludo y un abrazo ;)

sábado, 19 de marzo de 2011

Propósitos

Se supone que los propósitos se hacen a principio de año, por aquello de "año nuevo, vida nueva" y frases por el estilo. Pero también existe la posibilidad de proponerse algo un 19 de marzo, es un día más e incluso tendría una excusa moral arraigada en que ahora mismo están quemando las fallas y pronto empezarán los artistas a planear las del año que viene.
Sea como sea, ahora mismo tengo la necesidad de escribir mis intenciones en los próximos tiempos y, por una vez en la vida, quiero cumplirlos. Quiero marcarme metas, estoy harta de estar desorientada.

En primer lugar, me apetece aprender algo de HTML y otros códigos para poder arreglarme los blogs a mi gusto (cada día detesto más cómo tengo Palabra de azahar, no es agradable). Esto no es nuevo en mí, pero a raíz de estar aprendiendo un poco en la clase de TIC, pues me han vuelto las ganas.

Además de esto, tengo ganas de dar forma a alguna de las múltiples historias que tengo en mente desde hace años. Los argumentos están escritos en papel desde hace mucho y alguno de ellos, al releerlo, me sigue gustando tanto como el primer día (otros no).

Después de los primeros propósitos viene el que siempre está ahí, como un proceso en segundo plano: llevar las cosas al día. Empieza a serme difícil compaginar los estudios con el desastre de persona que soy, más que nada porque termino por perder increíblemente el tiempo. Creo que es hora de cambiar esto de una vez.

Y, por último y no por ello menos importante, pretendo dejar de lado lo que lleva ya demasiado tiempo absorbiéndome recursos. No puedo cambiar nada, pero tampoco voy a permitir que me siga afectando tanto. No me voy a detener más en este punto, pero quien me conozca mínimamente sabrá a qué me refiero.

Eso es todo.

Un abrazo para quien haya leído la entrada (y también para quien lea solo esta frase =D).

viernes, 18 de marzo de 2011

Exámenes

Es pronto para hablar de exámenes, pero las circunstancias así lo exigen, así que... ¡allá vamos!

Resulta que me estoy preparando para hacer la prueba del grado superior de Valenciano (un C2 según el Marco europeo de lenguas) y, para ello, de vez en cuando miro la página de la JQCV (Junta Calificadora de Conocimientos del Valenciano si desglosamos las siglas en castellano) para ver cuándo debo hacer la matrícula.
Hoy, por fin, he visto que han salido las fechas. Respecto a las de matrícula no tengo nada que decir, pero.. ¡ay! las de exámenes me han matado. La razón: han dividido el examen en dos partes.

Ya de por sí la gracia de hacerlo en dos veces me ha mosqueado bastante, pero es que no es solo eso: dejan pasar dos semanas entre uno y otro (por lo que me fastidian dos sábados, y yo con uno me conformaba v.v) y lo suben de precio (no es mucho lo que cuesta, pero se aprecia la subida en varios euros). Aunque, lo que más me fastidia de todo este asunto no es ni lo uno ni lo otro, sino que la fecha de la primera parte ha provocado que vaya a tener exámenes tres días seguidos (Inglés de la EOI + Lingüística de la uni + Valenciano de la JQCV) y... ¡eso me agobia mucho!

Puedo parecer una quejica, pero me molesta bastante que hayan decidido dividir la prueba en dos... una se hace a unas ideas y que de buenas a primeras lo cambien, pues... eso, que no me gusta.

That's all!

Un saludo ;)

viernes, 11 de marzo de 2011

Mmm... tarta

Aprovechando la entrada de Anxo en su blog Dissarey, me han entrado ganas de compartir con vosotros una receta muy sencilla (creo que la única que sé hacer) que espero os guste.
Se trata de una tarta (tipo bizcocho) que podemos tener lista en tan solo 15 minutos y que tiene como característica que se hace al microondas.

Ingredientes necesarios:
- 22 galletas María (doradas o no, da igual; incluso se pueden utilizar otro tipo de galletas).
- 1 sobre de levadura Royal (la de Hacendado también sirve y da buenos resultados).
- 3 huevos (a unas malas, incluso con 2 se puede hacer... yo una vez lo hice con 2 y medio, porque casqué mal un huevo y ya os podéis imaginar dónde acabó el otro medio).
- 1 yogur tipo Danone clásico (natural azucarado o de sabores, al gusto de cada uno).
IMPORTANTE: Guardar el vasito del yogur, es el medidor que utilizaremos.
- 1 vasito de azúcar.
- 1 vasito de aceite.
- 1 vasito de lo que queráis para darle sabor (Cola-Cao, almendra molida...)

- Un poco de mantequilla para untar el recipiente que metemos al microondas (a falta de mantequilla, bueno es un poco de aceite bien esparcido con un papel de cocina o similar).

Otros útiles necesarios:
- Un bol/plato hondo/algo con profundidad apto para microondas.
- Una batidora eléctrica (no intentéis hacerlo a mano, que se tarda mucho más y no sirve de nada -experiencia propia-).
- Un medidor clásico o algún recipiente donde poder batir sin que salga toda la mezcla disparada por la cocina.
- Dos manos (sí, algo imprescindible).

Modo de preparación:
1- Untar en un bol apto para microondas un poco de mantequilla, para que luego no se pegue la tarta (en serio, si no es un engorro, se desmonta todo).
2- Partir las galletas en trocitos y meterlas dentro del recipiente para batir (es opcional, pero siempre cuesta menos de batir después).
3- Añadir a las galletas los 3 huevos, el sobre de levadura y el yogur (recordad que no hay que tirar el vasito después de poner el yogur).
4- Con la medida de yogur, sumar a la mezcla del recipiente un vasito de azúcar, uno de aceite y uno del ingrediente elegido (por ejemplo, Cola-Cao).
5- Una vez tenemos todo listo, procedemos a batir la mezcla resultante hasta que queda una sustancia algo espesa y sin grumos de galleta.
6- Cuando ya tenemos todo batido, lo vertimos al bol y lo metemos al microondas (8 minutos a 750W).
7- Sacamos la tarta del microondas (cuidado con los dedos, que quema) y esperamos a que se enfríe un poco para comerla (a mi madre le gusta cuando está totalmente fría, pero yo la prefiero aún tibia).


Ya tenemos una tarta que nos saca de cualquier apuro y sirve para cumpleaños, por ejemplo.




Espero que os guste.

jueves, 10 de marzo de 2011

Amiga RAE

Cada día escribo peor, con más faltas de ortografía (sobre todo en acentuación), y tengo más errores en la separación de las sílabas. O, al menos, eso es lo que se puede deducir después del paseo por la entrada tilde del Diccionario Panhispánico de Dudas (DPD en lo sucesivo) de esta mañana, que boquiabierta me ha dejado (por no decirlo de una forma menos elegante).

Me centraré en lo sucedido. Estaba tan tranquilamente en la universidad, en una clase de Uso y normativa de la lengua española, cuando la profesora nos ha remitido a la entrada del diccionario antes citada para corregir unos ejercicios. Como ella misma nos ha dicho, la Real Academia Española (RAE), toma a veces decisiones polémicas e incluso desacertadas, y el caso de la acentuación del español es buena muestra de ello.

Para comenzar con "lo bueno", os cuento (que imagino en la mayoría de los casos estaréis tan peces como yo hasta hace un rato) que, desde hace algunos años (1999) la acentuación de diptongos es más escasa de cómo la conocíamos: solo (no me he olvidado el acento sobre esta palabra, a ello iré después) se coloca tilde siguiendo las reglas de acentuación sobre las vocales abiertas (a, e, o) en las sílabas tónicas. No parece nada extraño, ¿no?. Lo curioso está en el hecho de que los monosílabos, en su gran mayoría, no se acentúa... y da igual que pronunciemos gui-on, no se acentúa porque se considera monosílabo y su escritura es guion.
Al igual ocurre con otros muchos casos, que ahora no recuerdo (por mis apuntes andan más ejemplos, o también se puede consultar el DPD). Es así porque se pretende unificar la escritura de los hispanohablantes y se considera que la pronunciación como diptongo de ejemplos como el anterior es más frecuente que la nuestra (por muy ilógico que nos resulte).

Otro caso es el de los pronombres demostrativos. Que nadie escriba éste, ése, aquél [...], porque salvo ambigüedad, no lleva tilde.
Ej: Compraron los libros aquéllos del fondo (aquellos puede ser sujeto o adjetivo demostrativo de libros, y como se trata de sujeto, se acentúa).

Pero el caso más escandaloso (al menos según mi humilde opinión) es el del adverbio solo (en referencia a solamente, únicamente). Según la normativa, sigue las mismas indicaciones que el caso anterior; pero, siendo el español una lengua tan elástica en la sintaxis, terminan por resultar ambiguas casi todas las situaciones y hace replantearse lo que antes era tan sencillo como acentuar la palabra solo.
Ej: Quiero un café solo (¿solamente quiero un café? ¿el café es sin leche?)

De esto se deduce que tanta simplificación termina por complicarnos la vida (y, por favor, duele muchísimo a la vista que el término asín se incluya como vulgarismo de así). Amigos académicos de la RAE, ¿a dónde vamos a llegar?

PD: Lo siento mucho si lo que no he usado es el femenino, me resulta demasiado forzado (o forzada, valga el ejemplo, o la ejempla... si existe) hablar y escribir tan artificiosamente.
Pero, para que nadie se sienta ofendido. Esto es todo, señores y señoras (o chicos y chicas, o mujeres y hombres y viceversa).

miércoles, 9 de marzo de 2011

Social net

Por una vez y que no sirva de costumbre, voy a escribir la entrada de otra forma.
Intentaré ser más objetiva en las descripciones y dejar menos mis emociones al descubierto (No prometo conseguirlo). Aunque, quizá sea un poco diario...
Bueno, resumiendo, tomo mi propia voz.
En este último año, o a mí me lo parece así, el auge de redes sociales como el tuenti ha sido espectacular. ¿Motivos? Seguro que encontramos cientos de ellos, desde el probar una función nueva en Internet, fardar con los conocidos -la palabra amigos está siendo demasiado frivolizada-, o enterarte de encuentros entre compañeros; por citar algunos ejemplos.
Pero, a raíz de ello, es posible encontrar a personas que creías desaparecidas. De pronto, tienen el susodicho tuenti (no me pagan por hacerles publicidad, es por citar la red que más utilizo). Y, en ese momento es cuando percibes el paso de los años. Personas que recordabas como niños en lagunas difusas de la memoria, vuelven a tu paso como adolescentes plenamente formados a los que reconoces buscando la etiqueta que cae sobre dicha persona.
Para que luego diga mi profesor de Filosofía que las personas no se pueden etiquetar. Usa tuenti, amigo.
Bueno, retomemos este hecho. Sorprendentemente, todo el mundo se une de nuevo y forma la red. Nadie es lo que parece y nada guarda las apariencias de antaño.
Eso por citar algún uso curioso de los perfiles en "Amigos de amigos". ¿Son estos mis amigos? No, tan sólo conocidos que vuelven a tu vida como completos desconocidos de los que habías olvidado hasta el color de los ojos.
A veces te llevas gratas sorpresas, otras algún disgusto...
Hay personas que encuentran el valor perdido en forma de mensaje privado, otras intentan proposiciones decentes, o indecentes también.
Está claro, hablo de la gente adscrita a esta extraña secta -cada día somos más- en el que las mentiras están a la orden del día y se entra como en los grupos más extremos: Un miembro te envía una invitación, porque le has caído bien, porque...
¿Quién sabe? ¿A dónde iremos a parar con esta nueva forma de ver el mundo?
También destacar la función social que a veces -las menores- desempeña. Difundir hechos escabrosos que se emborronan junto con mil tonterías; hablar con alguien que vas a conocer el breve, lo que ha llevado a resultados gratos y no tan gratos.
Red social, cada vez más adscritos, cada vez más hilos para agrandar el ovillo... ¿Falta alguno? Probablemente. Quizá sea el más inteligente al apartarse de estas artimañas.
Para mí, es tarde. Caí en sus garras.

martes, 8 de marzo de 2011

Volver a empezar

Ha llegado el momento de darle forma y contenidos a este blog.
Pero, antes de eso, creo que una presentación no está de más.

En primer lugar diré lo que no voy a hacer: No voy a hablar sobre mí porque para eso ya está la página About y no quiero repetirme más de lo necesario.

Quiero contar en qué contexto surge este blog y a qué pienso dedicarlo (otra cosa es que lo haga, que me conozco):

¿Por qué este título?
El porqué del nombre surge de un desvarío mental que, para variar, me gustó. Y es que la frase "-ando, que es gerundio" es una de las que he escuchado más en mi vida, así que ya tocaba darle su premio, ¿no?

Pensando, que es gerundio nace como necesidad de contar mis experiencias a aquellos que tengan ganas de leerlas y a mi yo futuro (jajaja). No como algo personal lleno de sentimientos, sino como la realidad que veo cada día desde el lugar del universo que me ha tocado ocupar.
Además, voy a rescatar entradas de otro blog que creo merecen la pena, por lo que las fechas de la línea cronológica no serán coherentes con esta entrada, que en teoría es la primera. Eso sí, tengo una excusa, la he titulado Volver a empezar por eso, porque no es el primer blog que tengo ni tampoco algunas entradas son originales de aquí.

Creo que no me dejo nada en el tintero, próximamente... más (la parte "y mejor" está por ver).

Me voy despidiendo, que es gerundio ;)
Un saludo